Los elefantes se lo comen, pero no debes temer por tu Portulacaria a menos que tengas un paquidermo mascota. La planta es una suculenta con hojas carnosas y brillantes que crece como un pequeño arbusto. El arbusto de elefante o planta de jade enano (Portulacaria afra) prospera con luz brillante en una habitación cálida y sin corrientes de aire. Algunas reglas sobre cómo cuidar al arbusto de elefante lo ayudarán a desarrollar un espécimen de interés que puede ser una planta independiente o parte de un intrincado jardín de suculentas.

La planta de arbusto de elefante puede alcanzar 1.80 a 6 metros (6 a 20 pies) de altura en el hábitat donde es el alimento favorito de los elefantes. En el interior de la casa, es mucho más probable que permanezca a unos pocos pies de altura. El arbusto tiene tallos gruesos y suculentos de color marrón con pequeñas hojas verdes y tiernas que se asemejan a una diminuta planta de jade.

Condiciones de crecimiento

El interior de la casa es un excelente lugar para cultivar plantas de arbusto de elefante. El cuidado requiere temperaturas cálidas y luz brillante. Después de un período de inactividad en invierno, el arbusto produce pequeñas flores rosadas agrupadas en racimos en los extremos de las ramas.

Estas suculentas necesitan un suelo bien drenado y una maceta sin esmaltar que ayude a evaporar el exceso de humedad. La mejor mezcla para este tipo de planta es tierra de cactus o tierra de macetas cortada a la mitad con arena, vermiculita o piedra pómez.

Elije un lugar con luz solar indirecta cuando cultives al arbusto de elefante en interiores. La luz del sol demasiado brillante puede carbonizar las hojas y hacer que se caigan. Asegúrate de que el recipiente que elija tenga agujeros de drenaje amplios. El arbusto de elefante funciona bien como parte de una exhibición de suculentas con plantas que requieren cuidados y situaciones similares.

Cuidado general

El cuidado de Portulacaria es similar a otras plantas suculentas. Si se planta al aire libre en climas cálidos, excava 3 pulgadas de arena o material arenoso para proporcionar un suelo bien drenado. Esté atento a las plagas como la mosca blanca, araña roja y cochinillas.

El error más común cometido en las plantas suculentas es regar. Son tolerantes a la sequía pero requieren riego de abril a octubre. En invierno las plantas están inactivas y puedes suspender el riego. Las plantas de arbusto de elefante en el interior de la casa no deben tener los pies constantemente mojados. Asegúrate de que la maceta se drene bien y no deje un platillo con agua debajo del recipiente.

Fertiliza entre fines de invierno y comienzos de primavera con un fertilizante para plantas de interior diluido a la mitad.

Propagación

Como la mayoría de las suculentas, el arbusto de elefante es fácil de reproducir a partir de esquejes. Realiza recortes en primavera o verano para obtener mejores resultados. Deja que el corte se seque y se vuelva insensible durante un par de días y luego planta el corte en un suelo húmedo y arenoso en una maceta pequeña.

Coloca el corte en un área moderadamente iluminada donde las temperaturas sean de al menos 18 ° C (65 ° F). Manten el suelo ligeramente húmedo y, en pocas semanas, el corte se enraizará y tendrá una nueva suculenta arbusto de elefante para compartir con un amigo o agregar a tu colección.

Regresar al género Portulacaria afra.
También puedes buscar suculentas por familia, por nombre y foto y cactus por género.

Suscríbete al Boletín de Mundo de Suculentas

¡Recibe LAS MEJORES GUÍAS DE CULTIVO, TIPS, OFERTAS y muchos más!

¡Califica nuestro artículo!

As you found this post useful...

Follow us on social media!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!